En todo el mundo, las personas se han vuelto más conscientes de la seguridad y protección contra incendios. En el Reino Unido, la seguridad contra incendios es siempre una prioridad máxima, especialmente en el lugar de trabajo. De hecho, los empleadores y dueños de negocios deben nombrar a un guardián de bomberos o alguacil que será responsable de supervisar la seguridad dentro de las instalaciones. De acuerdo con la orden de seguridad contra incendios establecida en 2005, es necesario que los guardias reciban capacitaciones sobre extintores y preparación para emergencias. Debido a la naturaleza complicada de las responsabilidades de un alcaide, es imperativo que los dueños de negocios encuentren a la persona adecuada para el trabajo.

Responsabilidades de un guardián de bomberos

El deber general del guardián de incendios es supervisar todo lo que tenga que ver con la seguridad, la prevención y la protección. Por un lado, el director se encarga de supervisar los simulacros y seminarios, así como de concienciar a los empleados sobre estos aspectos. También es responsable de comprobar periódicamente el equipo de seguridad, como extintores y detectores de humo. No solo eso, el alguacil debería asegurarse de que las herramientas de extinción de incendios estén siempre en el lugar correcto. Además, también es deber del guardián de bomberos llevar a cabo los procedimientos de emergencia durante un accidente real, como alertar a la brigada y ayudar a evacuar a las personas fuera del edificio. Dado que el guardián de bomberos no puede hacer todas las tareas solo, puede asignar personas para que lo ayuden a llevar a cabo estas tareas.

Cualidades de un guardián del fuego

Al buscar un guardián de bomberos entre su personal, es esencial tener en cuenta que un buen alguacil es alguien inteligente, seguro, tranquilo y sensato. Esta persona debe tener habilidades de organización excepcionales, cualidades de liderazgo y capacidad para responder de manera inmediata y racional durante las emergencias. Nunca designe a alguien que entre en pánico en situaciones estresantes. También es muy importante elegir a alguien que tenga la voluntad de asumir un papel tan exigente y crucial. Si una persona parece incómoda o tiene dudas sobre el trabajo, entonces el papel no es para ella.

Entrenando a un guardián del fuego

Los guardias de bomberos deben someterse a varias capacitaciones, seminarios educativos y simulacros. En los seminarios, los vigilantes aprenden la teoría de la combustión, el enfoque teórico de la extinción de incendios, las importantes medidas de prevención de incendios, los diferentes tipos de extintores y las clases de incendios que están diseñados para combatir, entre muchos otros. Después de lo cual, serán capacitados para la aplicación práctica de lo que han aprendido en teoría. Durante la capacitación, los guardianes aprenderían a usar una manguera contra incendios, un extintor, una manta contra incendios y muchos otros tipos de dispositivos contra incendios. Al completar la capacitación, los guardianes reciben un certificado de asistencia aprobado por IFE (Instituto de Ingenieros de Bomberos).

Los guardias de incendios juegan un papel crucial en el mantenimiento de la seguridad en el lugar de trabajo. Son responsables de supervisar las medidas de prevención de incendios, llevar a cabo los procedimientos de emergencia y garantizar la seguridad y protección general de la empresa. Debido a esto, es imperativo que el propietario de la empresa pueda elegir a la persona adecuada para este rol exigente pero valioso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *