Montar a cientos de pies sobre la tierra en un globo aerostático puede ser una verdadera emoción. Sin embargo, como cualquier otro deporte de aventura, el paseo en globo aerostático conlleva una serie de riesgos. Ha habido numerosos casos en los que los globos aerostáticos se estrellaron y provocaron la muerte de los pasajeros. Por lo tanto, a menos que esté muy seguro de las medidas de precaución y garantice una protección total, no debe realizar un viaje alto en el cielo. Aquí hay ciertas precauciones de seguridad importantes y comprobaciones que debe realizar antes de viajar en un globo aerostático.

Equipo de seguridad

Cada globo debe contener equipo de seguridad básico. Asegúrese de recopilar información de fuentes confiables, como guías de globos y sitios web de expertos. Como mínimo, debe verificar si el globo tiene un encendedor de chispa de pedernal a bordo, paracaídas y extintor de incendios. Se usa un encendedor de chispa de pedernal en caso de que la llama que mantiene al globo flotando se apague en pleno vuelo. El piloto puede volver a encender la llama y evitar un choque. El extintor es necesario por razones obvias. El extintor estándar utilizado en la mayoría de los globos es del tipo AB: E de 1 kg.

También debe buscar una línea de caída. En varios países, esta es una inclusión obligatoria. Una línea de caída es muy útil para aterrizar cuando el piloto no puede dirigir el globo de manera efectiva debido al viento suave. Dado que el globo corre el riesgo de ser dañado por las obstrucciones en el suelo, el personal de tierra usa la línea de caída que dejó caer el piloto durante el aterrizaje para guiar el globo lejos de las obstrucciones del suelo. Por lo general, una línea de caída es una cuerda resistente de 30 metros de largo.

Mantenimiento

Un globo que no está bien mantenido siempre es inseguro. El mantenimiento regular es tan crucial para los globos como para los aviones. La parte más vulnerable del globo es su tela. Cualquier pequeño desgarro o desgarro puede tener repercusiones desastrosas durante el vuelo. Cualquier daño de este tipo debe repararse inmediatamente.

Además, antes de subirte a un globo aerostático, asegúrate de revisar la canasta. Debe estar limpio y meticulosamente organizado. Las cestas desorganizadas son un indicador importante de una gestión y un mantenimiento ineficientes. Compruebe también si hay manchas y suciedad en el exterior. A veces, los globos aterrizan en áreas fangosas o fangosas. En tales casos, la empresa operadora debe limpiar y secar la canasta a fondo. Para garantizar un aterrizaje seguro, los patines provistos en la parte inferior de la canasta deben reemplazarse si están dañados. Según el protocolo, el servicio y el mantenimiento minuciosos son un requisito una vez al año o después de 100 horas de vuelo.

Estar alerta

Cuando viaja en un globo aerostático, su estado de alerta puede ser su salvador. Sea sensible a los objetos que le rodean cuando vuele. Esté siempre atento a las líneas eléctricas, postes y mástiles que podrían chocar con el globo. A veces, el piloto puede estar concentrado en una cosa en particular y no prestar mucha atención a los obstáculos. Considérelo como su responsabilidad personal alertar al piloto en tales circunstancias.

Escucha lo que te dicen

Antes de despegar, se le informa sobre los términos y condiciones que se deben seguir durante el vuelo. Estas reglas son por su propio bien. Por lo tanto, asegúrese de seguirlos implícitamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *